Conceptos básicos de la legislación fiscal Estonia

La fiscalidad suele ser el aspecto más importante a la hora de elegir una ubicación para las empresas. Aprende los conceptos básicos sobre la fiscalidad estonia relevantes para los e-residentes.

La Junta Fiscal y Aduanera (también conocida como EMTA) de Estonia es el organismo que rige la fiscalidad. Su sitio web es un gran recurso ya que tienen una sección específica con información fiscal sobre la e-Residency. El portal estatal de Estonia, eesti.ee, también proporciona una explicación completa del sistema fiscal.

Residencia fiscal personal 

Independientemente de la condición de e-Residency, siempre tienes que pagar el IRPF en el país en que figuras como residente fiscal. Es muy importante entender la diferencia entre e-Residency y residencia. La primera es una condición digital, mientras que la segunda es física y conlleva ventajas y obligaciones como residente. El concepto de e-Residency no significa que la persona tenga su residencia fiscal en Estonia.

¡Nota importante!

Solo se considera a una persona residente fiscal en Estonia si su lugar de residencia (el lugar donde vive de forma permanente o principal) se halla en Estonia o si ha vivido en Estonia durante al menos 183 días consecutivos en un periodo de 12 meses. Encontrarás más información en el sitio web de la Junta Fiscal y Aduanera de Estonia.

Por lo general, los residentes tributan en su Estado de residencia por la renta obtenida en todo el mundo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el país en el que presentas la declaración de la renta quiere gravar los ingresos que hayas obtenido procedentes de cualquier otra parte del mundo. Normalmente, también existen medidas nacionales y bilaterales para evitar o mitigar la doble imposición si ya se ha tributado por estos ingresos en el país de los cuales se hayan recibido, es decir, el Estado fuente.

Por este motivo, conviene que tengas un justificante de los impuestos que hayas pagado o que te hayan retenido en Estonia, a mano para presentarlo ante las autoridades fiscales de tu país. El tratamiento fiscal en tu país podría ser diferente para cada tipo de ingreso (dividendo, salario u honorarios de directivos) y también podría verse afectado por lo que se haya acordado en el tratado fiscal que tu país haya firmado con Estonia.

Ten en cuenta que la información presentada anteriormente es una generalización de un complejo conjunto de normas que depende por completo de la legislación vigente en tu Estado de residencia y del tratado que haya firmado con Estonia. Por lo tanto, solo se ofrece con fines ilustrativos.

Si tu actividad no depende de la ubicación, debes conocer bien el sistema fiscal de tu país de origen y de cualquier país en el que trabajes durante un periodo prolongado. La situación fiscal personal de cada uno es única, por lo que te recomendamos encarecidamente que solicites asesoramiento fiscal profesional en tu país de origen o a un especialista en expatriados. Si los especialistas fiscales de tu país de origen todavía no están familiarizados con el concepto de e-Residency, dales esta explicación de la Junta Fiscal y Aduanera de Estonia.

Residencia fiscal de las empresas 

Estonia tiene una norma sencilla según la cual una empresa es residente fiscal en Estonia si está constituida en virtud del derecho estonio. Si has registrado una OÜ estonia, entonces tu empresa es residente fiscal en Estonia y debe tributar en dicho país.

Sin embargo, algunos países tienen normas diferentes para decidir si una empresa es residente fiscal. Es frecuente que, además del lugar en que se haya constituido, el lugar de la administración efectiva determine la residencia fiscal. Si diriges tu empresa desde un país con este tipo de normativa, entonces la empresa podría acabar teniendo una doble residencia fiscal, cosa que sucede cuando dos Estados consideran que la empresa es residente fiscal en su jurisdicción y quieren gravar los beneficios de la empresa.

En caso de que las actividades comerciales de esta empresa se lleven a cabo en otro lugar o la empresa sea gestionada desde fuera de Estonia, los ingresos percibidos en un Estado extranjero serán gravados en este Estado extranjero y Estonia garantizará que se evite la doble imposición.  En el sitio web del Gobierno estonio, encontrarás una lista de los Convenios para evitar la doble imposición.

Sin embargo, no confíes en el asesoramiento general para todo lo relacionado con la fiscalidad. La normativa fiscal internacional puede ser compleja y depende de las características concretas de tu empresa en cuanto a actividades y ubicación.

Algunos de los proveedores de servicios de nuestro Entorno de mercado pueden asesorarte sobre fiscalidad internacional. Para situaciones más complicadas, quizá te interese ponerte en contacto con un asesor fiscal que conozca bien la legislación estonia o un asesor fiscal que viva en el país en cuestión.

A pesar de la complejidad de la fiscalidad internacional, la posesión de la e-Residency puede hacer que el proceso de pago de impuestos sea más transparente y sencillo a través de los servicios electrónicos disponibles en Estonia. Por ejemplo, si se tiene obligación de pagar el Impuesto de Sociedades en Estonia, puedes declarar todos los impuestos totalmente en línea.

Puedes informarte más sobre la fiscalidad para las empresas en el sitio web de la EMTA.

Y lee también un artículo del Director del Departamento Fiscal de la Junta Fiscal y Aduanera de Estonia (ETCB, por sus siglas en inglés) en ¿Cómo pagan impuestos los e-residentes?

Sistema fiscal estonio

En Estonia, el Impuesto de Sociedades no se aplica sobre los beneficios obtenidos cada año. El Impuesto de Sociedades se evalúa mensualmente y solo cuando estos se hayan distribuido (por ejemplo, cuando se reparten dividendos). El Impuesto de Sociedades suele aplicarse a un tipo fijo del 20%, calculado como 20/80 de la base imponible neta. Desde 2019, si se reparten dividendos periódicamente, se puede aplicar un tipo reducido de 14/86.

Además del Impuesto de Sociedades, los e-residentes con empresas en Estonia también deberán tener en cuenta los siguientes impuestos estonios:

  • el 20% de IRPF sobre los pagos a los directivos;
  • el 33% de cotización a la seguridad social sobre los pagos a los directivos.

Una vez más, se trata de una generalización y hay excepciones en función de las características de la empresa, así que consulta a un proveedor de servicios para empresas.

Encontrarás un resumen de los tipos fiscales en el sitio web de la Junta Fiscal y Aduanera de Estonia. 

Registro del IVA

Si tu facturación anual es inferior a 40 000 euros, el registro del IVA en Estonia no es obligatorio. Más información sobre el registro del IVA.

Número de identificación fiscal

En Estonia no existe ninguna identificación fiscal para empresas. En principio, en Estonia basta con un código de registro de empresa de 8 dígitos y tu código de identidad personal (isikukood) de 11 dígitos para todas las instituciones y servicios.

Si se te solicita que presentes tu número único de contribuyente (en ocasiones denominado TIN) en otro lugar del mundo, entonces no hace falta presentar otro número aparte de tu código de registro. Si se te pide el número de registro del IVA, esto tampoco es obligatorio en Estonia (hasta que tu empresa supere ciertos umbrales) y, por lo tanto, no debería ser obligatorio para acceder a ningún servicio ni dentro ni fuera de Estonia.

Más información

Recomendamos encarecidamente a los e-residentes consultar a un experto fiscal cualificado para determinar las obligaciones en materia de IRPF e Impuesto de Sociedades. En nuestro Entorno de mercado encontrarás asesores fiscales que conocen bien la e-Residency y, en concreto, el Impuesto de Sociedades estonio.

Si tienes alguna otra duda sobre fiscalidad en Estonia, visita el sitio web de la Junta Fiscal y Aduanera de Estoniao ponte en contacto con la entidad directamente por e-mail: nonresident@emta.ee

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 145 de 176